Posts Tagged ‘ruido

03
Mar
08

La contaminación acústica en la agenda

La contaminación acústica, un tema ya tocado en Bolivida, está ahora en el agenda política cruceña. Se anunció que desde abril se entrará en vigencia una nueva ordenancia municipal que pretende regular y controlar la contaminación acústica en la ciudad de Santa Cruz.

La nueva ordenanza quiere atacar a este problema medioambiental de manera integral, entonces no solo tratará del ruido producido por equipos de música y bares. También contemplará fuentes de ruido exesivo como son las bocinas, las alarmas y los animales domésticos.

Prohibido tocar la bocina

Creo que es bueno que los medios prestan un poco de atención a este problema poca conocida pero presente en cualquier lado de las ciudades. El Deber dedicó 2 páginas enteras al problema, poniendo énfasis en el abuso de las bocinas en el tráfico ciudadano. Después de la voluntad política y la legislación adecuada, es un segundo paso en la concienciación del público sobre esta forma de contaminación.

Pero los pasos siguientes son mucho más difíciles: hacer cumplir las leyes (siempre un problema en Bolivia) y cambiar el comportamiento de la gente.

Anuncios
14
Oct
07

Contaminación acústica

En este día de la blogacción decidí de tocar un tipo de contaminación que no siempre se reconoce como tal: es la contaminación del medio ambiente por ruido. Tipicamente es un problema urbano y en Santa Cruz y las otras ciudades bolivianas la contaminación acústica a veces llega hasta niveles insoportables.

Ruido

La contaminación acústica más prevalente sin duda son las alarmas de las movilidades: caminando por las calles de las ciudades bolivianas es inevitable encontrar un auto que está produciendo el sonido electronico repetitivo de una alarma. Lo peor es que no tienen sentido ninguno las alarmas: todas suenan lo mismo y porque en la gran mayoría de los casos se activó el alarma sin causa, la gente ya no presta atención a las alarmas.

Pero hay otras fuentes de contaminación acústica: el tráfico (con sus ruidos de motores y el sobreuso de la bocina), máquinas de construcción y parlantes de música a volumen máximo son cosas que contaminan el medio ambiente urbano. Y no es por nada que se llama contaminación: se demostró que la contaminación acústica causa pérdida de oído, estrés, alta presión, insomnio, distracción y pérdida de productividad. En general, reduce la calidad de vida y las oportunidades de tranquilidad.

El aire en lo cual se transmite el ruido es un bien común: no partenece a una persona o un grupo de personas. Entonces, nadie tiene derecho a emitir ruido excesivo, en cambio, todos tienen la obligación de utilizar el bien común (en este caso el silencio y la tranquilidad) de una manera que no afecta a otras personas.

Arreglar el alarma, ajustar el volumen de la música a un nivel aceptable y mostrar un poco de paciencia antes de tocar la bocina cuando se pone verde el semáforo no solamente son buenas costumbres; también es respetar el medio ambiente.




Subscríbete en Bolivida

Archivos